VERSION COMPLETA: Link
Title: El amor y la locura
Etiquetas: Cuento
Entrada de blog: Cuentan que una vez se reunieron todos los sentidos y cualidades del hombre. Cuando el aburrimiento había bostezos por tercera vez, la locura propuso jugar a las escondidas. La intriga levantó las cejas y la curiosidad sin poder mantenerse preguntó, escondidas?, el entusiasmo danzo seguido de la euforia, la alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda y a la apatía,  que nunca se interesaba por nada. 1,2,3,comenzó  a contar la locura. La primera en esconderse fue la pereza, que como siempre cayó detrás de la primera piedra que vio, la fe subió al cielo y la envidia se escondió  detrás de la sombra del triunfo, que por propio esfuerzo había podido llegar a la Copa más alta del árbol.  La generosidad casi no llega a esconderse, cada lugar que encontraba le parecia bueno pero para sus amigos, si era un lago que sea para la belleza, si era la Copa del árbol para la timidez. Así que terminó escondiéndose en un rayo de sol. El egoísmo un lugar ventilado,cómodo  pero sólo para él,  la mentira se escondió detrás del arco iris y la pasión y el deseo en el centro de los volcanes. Cuando la locura terminaba de contar, el amor no había encontrado lugar para esconderse ya que todos estaban ocupados, hasta que encontro un Rosal y decidió esconderse entre sus flores. Habiendo concluido de contar la locura comenzó su búsqueda.  La primera en aparecer fue la pereza. Sintió vibrar a la pasión y al deseo en los volcanes, a  la envidia la vio rápido y pudo deducir donde estaba el triunfo. Al egoísmo no tuvo que buscarlo, él sólo salió disparando de su escondite que era un nido de avispas. De tanto caminar la locura sintió sed y al estar cerca del lago descubrió a la belleza. La duda fue fácil de encontrar,  sentada en un cerro sin decidir donde esconderse, al talento entre la hierba fresca, a la angustia en una cueva oscura, pero el amor no aparecía por ningún lado. La locura lo buscó detrás de cada árbol,  debajo de cada piedra y encima de las montaña a. Cuando estaba a punto de darse por vencido vio un Rosal que movía sus ramas, desesperadamente comenzó  a agitarlo cuando escuchó un grito doloroso, había herido al amor en sus ojos. La locura no sabía que hacer para disculparse, lloró,  rezó,  imploro y prometió ser su guía para siempre. Es por eso que desde entonces el amor es ciego y la locura siempre lo acompaña.