VERSION COMPLETA: Link
Subject: Los ateos y la Navidad
Content: Participo en algunos foros de creyentes, agnósticos, ateos… y con frecuencia me enfrento al argumento de que por congruencia los ateos no deberíamos celebrar la Navidad. ¿Neta? Pues yo creo que los cristianos tampoco deberían hacer del natalicio de su guía espiritual una fiesta mundana donde se come, bebe, consume, baila… y todo sazonado de un exceso que nada tiene que ver con la espiritualidad que pregonaba el festejado.  ¿Qué pensará Jesús - quien echó a los mercaderes del templo - al ver que su onomástico se ha convertido en una fiesta consumista?   Ya los puritanos (devotos cristianos del S. XVII) se oponían a la celebración. “Yo pido a Dios que cada “día santo” ( incluyendo la Navidad) y lo que sea, aparte del Día del Señor, fuera abolido. El celo el cual los [los “dias santos”] trajo en primer lugar, fue sin justificación y orden de la Palabra, y solamente siguió la razón corrupta, y sacaron los días santos festivos de los paganos, como un clavo saca a otro. Esos “días santos” han sido corrompidos, con supersticiones, que me sorprende que no temblamos en su sola mención.” – Martin Bucer (1491-1551), citado en William Ames (1576-1633) A Fresh Suit Against Human. Ceremonies in God’s Worship (1633), pp. 359-60.   Sus argumentos para oponerse a la celebración eran los siguientes: (1) Ningun tiempo de adoración es santificado, a menos que Dios lo haya ordenado; (2) Los días de fiestas no bíblicas son una amenaza para el cumplimiento adecuado de el Día del Señor, porque estas fiestas tienden a eclipsar la santidad que sólo pertenece a día del Señor. (3) La observancia de las fiestas no bíblicas tiende hacia la superstición.   Y tenían razón, En primer término, Jesús (si es que existió) ni siquiera nació el 25 de Diciembre, Por métodos inductivos basados en la Biblia los estudiosos han determinado que la fecha más probable de su nacimiento sería el 29 de Septiembre del año 2 A.C.   Pero ocurre que el cristianismo se apropió de la celebración romana de los saturnales (verdaderas bacanales en honor de Sol Invictus donde los excesos eran la regla) para ganar adeptos para su entonces incipiente religión.   Por lo tanto, señores cristianos, no es que nos estemos aprovechando del nacimiento de Jesús en quien no creemos para festejar, es que le estamos devolviendo a la festividad romana la grandeza, mundanidad y decoro que le corresponde y que han venido a contaminar con su religiosidad. Pero seamos honestos, para ustedes tampoco es una fiesta religiosa porque entonces estaría dedicada a la oración, el recogimiento, la contemplación, el misticismo y no como realmente ocurre, los excesos que Jesús nunca aprobó, el dispendio, la frivolidad y el mercantilismo que Jesús tanto detestaba y quiso mantener alejado de los centros religiosos. Pero como además de ser ateo, crecí y me formé en una familia católica que me inculcó sus tradiciones y estas pueden ser más determinantes en el comportamiento que nuestras convicciones, voy a celebrar ambas fiestas, la de Sol Invictus y la de Jesús, o voy a celebrar sin pretextos simplemente porque me gusta la fiesta y la disfruto independientemente de que no me guste el festejado. Y para demostrarles que no guardo el menor resentimiento, ni soy el Grinch que alguien sugirió, me pongo mi avatar navideño para desearles una Feliz Navidad en estas fiestas que están por comenzar. No pongo confeti, renos, nacimientos y Santa Closes porque ya sería una exageración pero si les apetece, dejo a cargo de su imaginación que los agreguen a este tópico .