Bienvenido, invitado Ingresar o Registrarse
| | MARCADOR
| LENGUAJE:
 

BLOGS  
 
RSS
Carta a mí mismo.
Publicado 05/14/2018 03:03:57 por Teseo_



Ey tú. Estimado.


 Sí, tú, el de los silencios culpables ¿Me recuerdas? Yo soy aquel remanso de soledad que te acoge cuando cansado de ser en lo ajeno te decantas por ser en ti mismo. ¿Y de qué puedo escribirte a ti, cuando todo lo hemos compartido y todo nos hemos dicho en nuestros largos soliloquios? Para empezar, de adularte nada, que ya se encarga tu ego de hacerlo sobradamente. Mejor transgredir un poco tus convicciones y encuerar tus pinches demonios.

 

¿Te acuerdas de aquel lejano día en que todo tu Ser, tus convicciones, ideales... e incluso la imagen fresa que tenías de ti mismo se resquebrajaron? Todo en lo que habías creído, todo lo que tenías por cierto y todo aquello que te enorgullecía se vio de pronto opacado por ese brillo que paradójicamente resplandecía seductor desde el lado oscuro. Y se te decoloraron las certezas mientras te arremangabas el decoro y te mojabas en todo lo que había que mojarse; mientras te lanzabas a vivir apasionadamente todas las aventuras posibles y degustabas sin convertirte en perpetuo de todos los vicios, sacrificando con ello los cimientos de estabilidad sobre los que con la ayuda y consejo de tus padres estabas fincando tu futuro. Todo aquello se vino abajo acompañado de un ensordecedor: ¡A LA CHINGADA!

 

Y hoy te encuentras siendo el mismo pendejo que eras entonces, y el mismo que serías si no hubieras reconsiderado tu camino; y sin embargo existe poco, o casi nada de lo que puedas sincera y pendejamente arrepentirte. Y hoy somos – Y empleo la primera persona del plural no como recurso retórico, ni porque me emocione ser pasajero de este viaje sino porque no tengo de otra aunque a veces quisiera - los cuerpos y las almas mezclados y diluidos en la sombra y de lo único que estamos ciertos es de que nos seguiremos equivocando, una, mil y un chingo de veces pero, no importa, porque hemos superado el limitante perfeccionismo y podemos darnos un margen de error considerable y si con ello no basta, extenderlo un poco más.

 

Y para terminar esta carta a la antigüita, un consejo:


reconcíliate con tus ideales pero sin enamorarte perdidamente de ellos. Deja que las personas fluyan en consonancia con sus propias pasiones y evita incidir en ellas, para bien ni para mal. No esperes y sobre todo no pidas y mucho menos exijas; pero agradece infinitamente las concesiones que desde su propia y regalada gana te otorguen, ya que la única entrega verdadera nace desde la voluntad, la convicción y el corazón de cada uno. Retribúyela en su justa medida enredándote sin contemplaciones y entregándote sin restricciones.

 

Sin más, cordialmente tuyo hasta que la muerte nos separe. Nunca mejor dicho.


Ciao.






marcador:



Viendo 1 - 4 de 4 Comentarios

De: Teseo_
05/23/2018 00:47:57


Gracias, Eli. Otro gran abrazo de acá para allá.


Elibetta escribió:

Divino!!!! Gracias por compartir

Recibe un gran abrazo Teseo



De: Elibetta
05/22/2018 06:29:44

Divino!!!! Gracias por compartir

Recibe un gran abrazo Teseo



De: Teseo_
05/22/2018 01:06:14


ARMONIA escribió:

Muy interesante tu carta y muy reflexiva.. gracias por compartir.


Me halaga que la encuentres interesante y reflexiva. Gracias a ti por leerme. 



De: ARMONIA
05/21/2018 00:11:32

Muy interesante tu carta y muy reflexiva.. gracias por compartir.





*** Redplanetachat ***
redplanetachat